lunes, 30 de diciembre de 2019

40 DÍAS 2020 – EL REINO DE LOS CIELOS EN MATEO

¡Bienvenido a los 40 DÍAS de AYUNO y ORACIÓN 2020!
7 enero a 15 febrero
VENGA TU REINO en Mateo

Semana 2 - Martes 14 a lunes 20 de enero. Léela y prepárate!

Ayuna una comida al día. Aparta una hora para orar y reflexionar el tema diario. Hazlo individualmente. Padre, hazlo con tu casa. Pastor, hazlo con tu iglesia.


40 DÍAS 2020 – EL REINO DE LOS CIELOS EN MATEO
Ayuna una comida al día. Aparta una hora para orar y reflexionar el tema diario. Hazlo individualmente; padre, hazlo con tu casa; pastor, hazlo con tu iglesia.

VENGA TU REINO

SEMANA 2 – 40 DÍAS 2020 VENGA TU REINO

Día 8 (martes 14) - Cuarta credencial: Jesús es el Hijo de Dios. ¡Prepárale el camino! (Lee Mateo 3:1-17). El gran profeta de los tiempos modernos de Israel, Juan el Bautista, lo proclama ante el pueblo. Dios mismo lo declara: ¡Este es mi hijo amado! ¿Crees que eres parte de ese Remanente fiel que está preparando el camino del Señor, clamando por un avivamiento y pidiendo misericordia en medio de sus juicios? Pide al Señor que te muestre qué está impidiendo que su Reino se establezca firmemente en ti. No se ha establecido su Reino plenamente en mi vida, si no le he permitido que haga su obra completa en mí. A veces, en nuestro caminar con Cristo, llegamos hasta cierto punto y ahí nos detenemos. No le permitimos a Dios ir más allá con nosotros; nos quedamos a medias. Para salir de ese estado espiritual de estancamiento, se requiere un arrepentimiento genuino, y un nuevo compromiso de entrega al Señor. Cómo orar por esto: Comienza por ti mismo: Permite al Señor que ponga orden en todas las áreas de tu vida: Tu vida espiritual con Dios (devocional personal diario, vida de oración y obediencia a Dios); tu vida emocional (heridas, resentimiento, falta de perdón), hábitos y estilo de vida (comida, bebida, horarios, ejercicio y descanso), relaciones (dependencias, control, relaciones que no son de Dios o que no están en orden); el empleo de tu tiempo, dones, recursos, planes; lo que más valoras y deseas (donde está tu tesoro allí está tu corazón). Todo esto debe estar sometido a la poda de Dios y a la obra del Espíritu en ti. Arrepiéntete y pide la ayuda de Dios para cambiar. Ábrete a la sanidad y bálsamo de su Espíritu. Deja que él te tome de la mano y te guíe paso a paso cómo cambiar y qué hábitos nuevos establecer, conforme a los principios y enseñanzas de su Reino. (Considera pedir la ayuda de tu pastor, discipulador, o de un compañero de oración maduro.)
En aquellos días vino Juan el Bautista predicando en el desierto de Judea, y diciendo: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado. Pues éste es aquel de quien habló el profeta Isaías, cuando dijo: Voz del que clama en el desierto: Preparad el camino del Señor; enderezad sus sendas (Mt 3:1-3).

Día 9 (miércoles 15) - Quinta credencial: Jesús es el Mensajero Anunciador del Reino. ¡Prosigue con su anuncio! (Lee Mt. 4:12-22). Su anuncio comienza con un resonante: ¡Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado! ¿Es este nuestro anuncio, o tenemos temor a llamar al pueblo de Dios al arrepentimiento? Jesús, en su predicación de liberación de sombra de muerte, incluye también a los pueblos gentiles. Para asegurar la continuidad de su misión anunciadora, Jesús elige a unos colaboradores. Anunciadores somos, como Jesús, de la Buena Noticia (evangelio) del Reino, en palabra y poder. ¿Continuarás tú con su misión? Pide al Señor que te muestre qué está impidiendo que su Reino se establezca firmemente en aquellos por los que estás orando. Cómo orar por los más cercanos a ti: Pedir que Dios conceda a este familiar o amigo, el don del arrepentimiento. Pedir discernimiento para saber qué fortaleza espiritual hay en su vida, y cómo puedes enfrentarla en oración, hasta que, según se dé la oportunidad, y con amor, puedas llamarle al arrepentimiento y a que se disponga a que Dios sane y restaure esta área de su vida. (¿Sabes cómo ayudar a una persona con necesidad de sanidad interior o de liberación? ¿Estás preparado para discipularla? ¿Se ha establecido un programa de evangelización y de discipulado con y para toda tu congregación?) OREMOS: Amado Jesús, envía obreros a tu mies entre los más necesitados; a los marginados, a los que están bajo la sombra de muerte. Hazme uno de tus obreros, y dame tu poder para anunciar tu salvación a los que están a mi alrededor.
Y ellos, dejando al instante la barca y a su padre, le siguieron (Mt.4:22).

Día 10 (jueves 16) - 1- PROMULGACIÓN DEL PROGRAMA DEL REINO (Lee Mt.4:23 - 9:34) – esquema: 1.1- Enseñanza: La esencia y fundamento del Reino (Mt.4:23 - 7:29): a- El escenario (Mt.4:23-5:2): Primer impacto de la misión de Jesús. b- Las Bienaventuranzas: Esencia, pureza y corazón del Reino (Mt.5:3-12). c- Sus discípulos, si guardan la esencia de su naturaleza y cumplen con su llamado, serán los continuadores de esta proclamación (Mt.5:13-16). d- Las leyes fundamentales del Reino son la actualización y el cumplimiento pleno de los principales preceptos de la antigua Ley mosaica (Mt.5:17-48). e- La nueva relación de los hombres con Dios: Padre a hijos. Un Dios que ve la intimidad del corazón del hombre, y que se agrada de las obras de justicia (la caridad, la oración y el ayuno) hechas en secreto (Mt.6:1-18). f- El Reino exige un compromiso de entrega total; en las riquezas, la santidad interior, la confianza en la provisión del Padre, el no juzgar a los demás, y la necesidad de perseverar en la oración (Mt.6:19-7:12). g- Cuatro comparaciones que contraponen a los que practican la enseñanza de Jesús con quienes no lo hacen: los dos tipos de camino, de profetas, de discípulos y de constructores de su casa (Mt.7:13-28). 1.2- Hechos: Éste es el tipo de restauración que Jesús viene a traer al hombre; o, el poder del Reino demostrado con hechos: a- Curaciones de un leproso, del criado del centurión y de la suegra de Pedro (Mt.8:1-15). Anotación sobre el seguimiento de Jesús: Promete recompensa a la fe; no promete ganancia alguna, pero exige que el Reino sea la prioridad absoluta (Mt.8:16-22). b- Dominio sobre todo tipo de fuerzas: de la naturaleza (tormenta), las espirituales (demonios) y la naturaleza degradada del cuerpo humano (paralítico) (Mt.8:23-9:8). Anotación: No acepta a los “justos”, sino a los pecadores arrepentidos (Mateo y los publicanos). No echará a perder su nuevo Espíritu en espíritus viejos (Mt.9:9-17). c- La fe mueve el poder curativo de Jesús, y este divulga su fama: poder sobre la hija muerta de un líder de la sinagoga, sobre la mujer que padecía flujo y sobre los dos ciegos (Mt.9:18-34). ¿Entiendes lo que lees? Vuelve a leer detenidamente este resumen de cómo Jesús promulgó (hizo el anuncio con rango de ley) su programa y plan para establecer el Reino de los cielos en la tierra. (Lee las referencias bíblicas, tú solo, con tu cónyuge o familia, o con tu iglesia, grupo célula, de oración o de discipulado.)

DÍA 11 (viernes 17) - I- PROMULGACIÓN DEL PROGRAMA DEL REINO – desarrollo: ¡Define bien tu plan! (Lee Mateo 4:23 - 9:34) 1.1- Enseñanza: La esencia y fundamento del Reino (Mt.4:23 - 7:29): 1.1.a- El escenario (Mt.4:23 - 5:2): Primer impacto de su misión: Habiendo recorrido toda Galilea, la misión de Jesús comienza inmediatamente a ser efectiva: enseñando, anunciando el Reino, sanando a los enfermos y liberando a los endemoniados. Mucha gente de Siria, Decápolis, Jerusalén, Judea y del otro lado del Jordán, comienza a seguirle. Reflexionemos: El Señor tenía un plan y un propósito bien definido; ¿lo tienes tú? Diseña un plan con tu familia para este año: Cuándo y cómo orar con tu esposo/a, aun si es solo 5 minutos diariamente. Y, cómo orar juntos en el altar familiar con tus hijos. El Padre dio a Jesús un ámbito claro de actuación; ¿qué ámbito de actuación te ha marcado a ti, junto con aquellos con quienes Dios te ha llamado a extender su Reino? La enseñanza de Jesús iba mucho más allá de dar una charla, incluso de instruir; su enseñanza es la demostración de su poder. ¿Somos este tipo de maestros del evangelio? ¿Está siendo efectiva nuestra misión, como la del Maestro? (¿Estás interesado en la plantación de iglesias? Pregúntanos cómo vincularte a un plan nacional en España.)
Y recorrió Jesús toda Galilea, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo (Mt.4:23).

Día 12 (sábado 18) - 1.1.b- Las bienaventuranzas - ¿A quién pertenece el Reino de los cielos? (Lee Mt. 51-12 y Lc. 6:20-26). Las bienaventuranzas son el feliz anuncio sobre cómo es el carácter virtuoso de los ciudadanos del Reino de los cielos. Lucas contrasta a las bienaventuranzas, las miserias que les sobrevendrán a los que buscan primeramente el placer y las recompensas de este mundo. ¿Quiénes son los que recibirán consuelo? ¿Qué recompensa tendrán los mansos? ¿Qué significa ser saciado por tener hambre y sed de justicia? ¿Cómo puedo crecer en mi carácter de cristiano misericordioso? ¿Qué cosas contaminan mi corazón? ¿Quieres ser la persona más feliz de la tierra, al tiempo que gozas de todas las bendiciones del cielo?  Pregunta al Padre cuál de estas virtudes debe manifestarse en tu vida ahora mismo. Pide ser lleno de su Espíritu; solo él puede producir ese fruto en ti (Gálatas 5:22). Aprende a humillarte en tu casa y delante de los tuyos; reconoce tu miseria espiritual. Quebranta tu corazón en arrepentimiento, delante de Dios y de otras personas. Renuncia a luchar por tus propios derechos; deja que Dios pelee por ti. Perdona y sé misericordioso, como lo es tu Padre celestial. Si tu corazón no tiene doblez, ni mira al mal, verás a Dios. Disponte a ser un pacificador en ambientes y lugares de conflicto. Sé justo, y no te sustraigas a la persecución que te sobrevendrá por serlo. Ponte del lado de los que hacen y luchan por la justicia; no los dejes solos. Si esto haces, serás la persona más feliz de la tierra y tendrás el derecho de ser llamado hijo/a de Dios.
Bienaventurados sois, cuando... (Mt.5:3-12). Lee las bienaventuranzas en distintas versiones de la Biblia. Escríbelas de memoria y reflexiona sobre ellas en tu cuaderno de oración. Haz una composición creativa con tu familia, y ponla en la nevera. Pastor, el lema para tu iglesia en este año puede ser “vivir las bienaventuranzas en tu vida, tu familia y tu comunidad”.

Día 13 (domingo 19) - 1.1.c- Los discípulos de Jesús, hoy y siempre: sal que sala y luz que alumbra (Mt. 5:13-16). Lee este llamado del Señor, pidiendo por ti y tu comunidad cristiana:  Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres. Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos. Pide al Señor que te muestre qué está impidiendo que su Reino se establezca en tu comunidad, vecindario, ciudad, en tu país. Cómo orar: Identificar las fortalezas espirituales detrás de los desórdenes sociales, las leyes inicuas, las tendencias de inmoralidad o injusticia, o de persecución. Por ejemplo, si las fuerzas políticas están buscando la separación, procurando establecer el caos y la anarquía, debemos identificar qué pecados pasados dan asiento a estas fortalezas, y en oración y confesión pedir que Dios perdone y arranque estas raíces históricas y que deshaga estas fuerzas de caos, anarquía y maldad en nuestra sociedad. Debemos establecer el Reino de los cielos y su autoridad (con ayunos, vigilias, cadenas de oración, actos proféticos), y proclamar el Shalom de Dios, la paz de Dios. El término Shalom, en su sentido hebreo original, significa anular el poder de cualquier autoridad que quiera establecer su caos en nuestro medio. Proclamar Shalom es ayudar a establecer el orden, la paz y el bienestar (Gen.1:2). Cosas como las vigilias unidas, las marchas de alabanza en la ciudad, los impactos evangelísticos, las obras de caridad, ayudarán a establecer el Reino de Dios en nuestra ciudad. La iglesia debe cumplir su misión de orar por los gobernantes de su ciudad, región y país continuamente según 1 Timoteo 2:1-4. Preparémonos, porque Dios nos dará la ocasión de bendecirlos personalmente y de ungirlos para su tarea. (Pastor, pregunta al Señor, con tu iglesia, en qué área de influencia social en tu ciudad o en tu país os llama a involucraros: la familia, el gobierno, la educación, la economía, los medios, la cultura, la ciencia y tecnología). Te ayudará mirar los videos del Libro de Nehemías:

Día 14 (lunes 20) - 1.1.d- Las leyes fundamentales del Reino: Pueblo de Dios, ¿estás obedeciendo y enseñando hasta el más pequeño de estos mandamientos? (Lee Mt. 5:17-48; Ex.20:1-17; Dt.5:1-21). El Mesías no vino para anular e invalidar la obediencia a la Ley, sino todo lo contrario; para en su propia persona mostrar el verdadero espíritu de la Ley, obedeciéndola y llevándola a su realización plena por su vida, obra y sacrificio expiatorio. Jesús obedeció la Ley en todos sus términos; infundió en ella su verdadero espíritu, reveló su sentido más profundo, más allá de la letra. Enseñó cómo entenderla, guardarla y poner en valor su pleno potencial. La misma gracia que nos salva a ti y a mí, nos capacita para obedecer la Ley y los mandamientos de Dios. Matar, deja de ser solo el acto físico; ahora, es también la actitud de esa abierta hostilidad que desprecia y desecha a mi hermano, y que me expone al juicio eterno. El mandamiento es: Anda, reconcíliate con tu hermano, antes de pretender adorar a Dios. El adulterio ya no es solo un acto sexual externo; es un deseo del corazón que permito penetrar por mis ojos. Debo encontrar y aplicar el tipo de cirugía espiritual que puede efectivamente cercenar de mi cuerpo los miembros que me hacen pecar, si no quiero que todo mi cuerpo sea echado al infierno. Por la nueva norma que establece Jesús, estoy obligado, no solo a cumplir con la forma exterior del mandamiento antiguo, sino que debo cumplirlo con el nuevo espíritu interior que Jesús mismo practicó y enseñó. No se me permite escoger según mi parecer, qué mandamientos practicar y cuáles desechar. Estoy obligado a obedecer hasta el más pequeño de los mandamientos. OREMOS: ¡Oh, Jesús, capacítame por tu Espíritu, para obedecer hasta el más pequeño de los mandamientos de la Ley de Dios! Tus mandamientos serán la medida que use para poner orden en mi vida, mi matrimonio, mis relaciones personales, ministeriales, laborales. (Pastor, pregunta al Señor si has permitido en tu iglesia que se quebrante alguno de los Diez mandamientos y se practique el pecado sin haberlo expuesto a la luz y haberlo reprendido.)
No penséis que he venido para abrogar la ley o los profetas; no he venido para abrogar, sino para cumplir (Mt. 5:17).


SEMANA 1 – 40 DÍAS 2020 VENGA TU REINO

Día 1 (martes 7) - La plena manifestación del Reino de los cielos comienza así: “En aquellos días vino Juan el Bautista predicando en el desierto de Judea, y diciendo: Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado (Lee hoy Mateo capítulos 1 al 3). ¿Qué es el Reino de los cielos? ¿Cómo acceder a él? ¿Quién puede entrar? ¿Qué beneficios trae? ¿Qué demandas comporta? ¿Es el Reino de Dios para aquí y para ahora? ¿Ya fue, o tenemos que esperar a su manifestación futura? ¿Es solo para el cielo, o también para la Tierra? ¿Afecta solo al individuo, o también a la sociedad en su conjunto? ¿Si Dios es Rey y gobierna, por qué existe tanto mal en el mundo? ¿Si Dios es bueno y poderoso, por qué permite que sufra el inocente? ¿Por qué no castiga al malo, y hace prevalecer la justicia en el mundo? ¿Oras con perseverancia para que el Reino de los cielos sea establecido en tu vida, hogar, negocio, salón de clase, familia, vecindario? ¿De qué manera oras? ¿Qué frutos o beneficios se verán cuando este Reino, o gobierno de Dios, se establezca en estos lugares o personas? OREMOS: Amado Padre celestial, al iniciar esta nueva década y los 40 Días de ayuno y oración 2020, presento mi cuerpo como un sacrificio vivo, santo y agradable a ti. En humildad y silencio espero en ti para que me muestres por tu Espíritu: 1- ¿De qué debo abstenerme (comida, bebida, actividades)? 2- ¿De qué debo arrepentirme? 3- ¿En qué área de mi vida quieres irrumpir con tu Reino y producir una transformación permanente en mí?

Día 2 (miércoles 8) - ¿Qué es el Reino de los cielos, o Reino de Dios? La Realeza de Dios sobre el pueblo elegido (Israel) y a través de él sobre el mundo, es el tema central de la predicación de Jesús. Esta Realeza, comprometida por la rebelión del pecado, debe ser restablecida por una intervención soberana de Dios y de su Mesías (Dan.7:13-14). Antes de su realización escatológica (final) definitiva, el Reino aparece con comienzos humildes (Mt.13:31-33), misteriosos (Mt.13:11), impugnados (Mt.13:24-30), pero como una realidad ya comenzada (Mt.12:28; Lc.17:20,21), en relación directa con la Iglesia (Mt.16:18-19). Entretanto, se presenta como una gracia (Mt.20:1-16; 22:9-10; Lc.12:32) aceptada por los humildes (Mt.5:3; 18:3-4; 19:14,23-24) y los abnegados – los que renuncian a todo por amor al Reino (Mt.13-44-46;19:12). Sólo se entra en él por el nuevo nacimiento de la conversión (Jn.3:3,5), con la vestidura nupcial de la santidad (Mt.11-13), y “a través de muchas tribulaciones” (Hch.14:22 – ver contexto). Los hijos del Reino del pueblo elegido que no se arrepientan y crean en el Mesías, serán excluidos (Mt.8:12), lo mismo sucederá con los Gentiles (1Cor.6:9-10; Gal.5:21; Ap.22:14-15). (Esta nota en Mt.4:17, y la estructura temática de este Evangelio, han sido adaptadas de la Biblia de Jerusalén). Reflexión: ¿Entiendes lo que lees? Vuelve a leer este excelente resumen, con las referencias bíblicas mencionadas. Al leer, observa con detenimiento lo que dice el texto. Intenta interpretar lo que significó para los destinatarios originales que oyeron la enseñanza de Jesús o la leyeron de Mateo; y, en tercer lugar, pregunta al Señor cómo debemos aplicar/practicar estos principios espirituales en la actualidad. ¿Cuál de estos aspectos del Reino habla más a tu vida ahora mismo? Ora por ese asunto hoy. Puedes hacer estas lecturas tú solo, con tu cónyuge, familia, o con tu grupo de oración.

Día 3 (jueves 9) - Estructura temática del Evangelio de Mateo: El advenimiento del Reino de los cielos, en los cinco grandes discursos de Jesús y sus correspondientes hechos. Mateo entreteje el mensaje de su libro alrededor de cinco grandes discursos o enseñanzas de Jesús: (1) Discurso evangélico - capítulos 5 al 7. (2) Discurso apostólico - capítulo 10. (3) Discurso parabólico - capítulo 13. (4) Discurso eclesiástico - capítulo 18. (5) Discurso escatológico - capítulos 24 y 25. (Léelos.) Cada discurso concluye con este refrán: Y cuando terminó Jesús estas palabras... (Búscalos en: Mt.7:28; 11:1; 13:53; 19:1; 26:1). Estos cinco discursos van acompañados de algunos hechos de Jesús, que actualizan para el tiempo de Mateo, dichas enseñanzas. (Las comunidades cristianas judías de Antioquía de Siria, en la actualidad una región del Mediterráneo de Turquía, fueron los primeros destinatarios para los que escribió Mateo.) Este material va precedido de un prólogo que presenta las credenciales de Jesús como Anunciador y Realizador del reinado de Dios (capítulos 1 y 2), y concluye con un desafiante epílogo a sus discípulos, comisionándoles a que lleven su enseñanza a todas las naciones del mundo (Mt.28:16-20). Léelo con entendimiento: Prepárate para vivir una experiencia transformadora. Haz las lecturas de esta estructura temática de Mateo. ¡Siempre ora primero, pidiendo la guía del Espíritu! (Una lectura más provechosa es leer Mateo de principio a fin, de una sola vez; como quien ve una película de principio a fin, sin parar. Necesitarás dos horas y media. Lee todo Mateo, de principio a fin, en voz alta, solo o con un compañero.)

Día 4 (viernes 10) - A- PRÓLOGO - esquema: ¿Qué acredita a Jesús como el Mesías prometido a Israel? (Lee Mt.1:1- 4:22): 1- Es el Hijo de David (Mt.1:1 -25). 2- Es el verdadero Rey Mesías (Mt.2:1-12). 3- Es el Nuevo Guía y Regidor de Israel (Mt.2:13-23; 4:1-11). 4- Es el Hijo de Dios (Mt.3:1-17). 5- Es el Mensajero Anunciador de las Buenas Nuevas del Reino, en palabra y poder (Mt.4:12-22). Cómo practicarlo en mi vida, familia y comunidad: Lee detenidamente y en espíritu de oración el esquema del prólogo de Mateo, y deja que el Espíritu te revele de manera más profunda y personal a tu Mesías y Señor. (Apunta en tu cuaderno de oración lo que Dios te esté hablando. Los 40 Días son un tiempo para avivar la oración en estos círculos concéntricos: Mi vida personal, el altar familiar en mi hogar y la oración en mi iglesia. Toma estos 40 días como una escuela de entrenamiento en la oración, ¿amén?).
Libro de la genealogía de Jesucristo, hijo de David... El nacimiento de Jesucristo fue así... Cuando Jesús nació en Belén de Judea, en días del rey Herodes...

Día 5 (sábado 11) - Prólogo - desarrollo: Las credenciales de Jesús (Lee Mt.1:1 - 4:22): 1- Es el Hijo de David. ¡Ríndele tu vida! (Mt.1:1-25). El Evangelio de Mateo es el anuncio a los judíos y al pueblo de Israel de que Jesús es el Rey Mesías prometido en el Antiguo Testamento, al cual Mateo cita hasta 70 veces. La gran esperanza de Israel era el advenimiento del Mesías Hijo de David. A través de la rama de José, su padre legal, Jesús entronca con el linaje del rey David, de quien surgiría el Mesías. Jesús nace en Belén de Judá, la ciudad del rey David. OREMOS: Señor Jesús, acepto tu reinado, dominio y autoridad en mi vida. Establece tu Reino en mí. Todo lo q tengo y soy es tuyo, Señor: Mis deseos más íntimos, actividades más importantes, amistades más queridas; mis planes y futuro; mi tiempo, dinero y talentos; todo lo consagro a ti, para tu servicio y Reino. Nada es mío, todo lo he recibido de ti, y a ti lo devuelvo. Jesús, vivo para servirte, honrarte, agradarte. Creemos en tu victoria y autoridad, no solo para decretarla, sino para acatarla y someternos a ella. Eres digno de que te sirvamos de la manera más excelente. ¡Hosana al Hijo de David! ¡Bendito el Rey que viene en el nombre del Señor! ¡Hosana en las Alturas! 
Libro de la genealogía de Jesucristo, hijo de David, hijo de Abraham (Mt. 1:1 En una segunda lectura rápida de todo Mateo, podrías hacer breves anotaciones: Dónde se habla del Reino de los cielos, qué se dice de él, qué otros temas lo acompañan.)

Día 6 (domingo 12) - Oro, incienso y mirra, para el Rey de los judíos. Segunda credencial: Jesús es el verdadero Rey Mesías. ¡Ofrécele lo mejor que tienes! (Lee Mt. 2:1-12). Guiados por la estrella, los Sabios vinieron desde Oriente a Jerusalén, para reconocerle y tributarle honor con sus tesoros: oro, por su condición de Rey; incienso, como Sumo Sacerdote; y mirra, prediciendo sus padecimientos como Siervo Sufriente de Yahveh. Reflexión: ¡Preséntales tus tesoros al Rey! Si te sometes a él como Rey, reinarás con él (lee Apocalipsis 5). Si lo invocas como Sumo Sacerdote, él intercederá por ti, y serás ayudado en tu debilidad (Hebreos 4). Recibirlo en su gloria y compasión, es aceptar y compartir sus trabajos y sufrimientos (Romanos 8:17). A contraluz, Mateo expone al falso rey de Israel, Herodes. ¡Atención a los falsos mesías religiosos o políticos de nuestros días! Seamos sabios, usemos de discernimiento; no caigamos en sus garras de manipulación y engaño. Para practicarlo, hazte esta pregunta: ¿Qué puedo hacer hoy para que el Reino de los cielos sea establecido en este lugar donde me encuentro? Añade a tu devocional personal un tiempo de alabanza y adoración, porque establecemos el Reino (gobierno) de Dios, y él se sienta en su trono, cuando le adoramos, reconociéndole como Rey y Señor, como lo hicieron los Sabios de Oriente:
Y al entrar en la casa, los Sabios de Oriente, vieron al niño Jesús con su madre María, y postrándose, lo adoraron; y abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes: oro, incienso y mirra (Mateo 2:11).

Día 7 (lunes 13) - Tercera credencial: En Jesús, Israel revive su historia de liberación. ¡Prepárate para lo peor! (Lee Mt. 2:13-23; 4:1-11). En los hechos de la niñez de Jesús primero, como más tarde en su vida adulta, se actualizan episodios clave de la formación del pueblo elegido de Israel: su refugio en Egipto, el éxodo de Egipto, la superación de las pruebas del desierto. Pongámoslo en práctica: Como pueblo de Dios y discípulos de Jesús, debemos prepararnos para la peor de las persecuciones y el exilio, las tentaciones más debilitantes en nuestra carne, y el más duro de los desiertos espirituales. ¿Cómo prepararnos? Fortalece la práctica de las disciplinas espirituales: la oración, el ayuno, la lectura y memorización de las Escrituras, la soledad y el retiro espiritual. (Pídenos el Breve Método de Oración de Mme. Guyon.)
Entonces Jesús fue llevado (guiado) por el Espíritu al desierto, para ser tentado por el diablo (Mt.4:1, escrito de memoria). ¿Sabes cómo memorizar las Escrituras? Tú solo, o con tu familia, ve memorizando los pasajes que te impacten.

lunes, 28 de octubre de 2019

*HALLOWEEN- ¡NO PARA MIS HIJOS!


*HALLOWEEN- ¡NO PARA MIS HIJOS!

“No participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas” Efesios 5:11

Halloween está permeando nuestra sociedad, influenciando los medios de comunicación, usando el comercio, y tomando los colegios, de manera muy perniciosa y dañina para el bienestar espiritual y emocional de nuestros hijos.

Halloween es real, porque es primeramente una fiesta espiritual de invocación a las brujas y a los demonios. Halloween es real, porque el mundo espiritual es muy real. Halloween no es una celebración de niños, sino de adultos. Su intención es inducir e iniciar a nuestros hijos en la práctica de la brujería. Halloween no es una fiesta inocua e inofensiva, como quieren sus promotores hacérnoslo creer. Es una iniciativa intencionadamente maligna, que expone a nuestros hijos a un gran daño espiritual, emocional y hasta físico a nuestros niños. Cambios repentinos o inexplicables de comportamiento en nuestros hijos; rebeldía, agresividad, depresión, temores, pesadillas, pueden ser el resultado de haberles permitido que nuestros niños y jóvenes participar e involucrarse en cosas como el Halloween. Cuanto más se expongan a Halloween, peor será el daño moral y espiritual.

Este fin de mes de octubre, protejamos a nuestros hijos con instrucción y oración. ¿Amén?  Permanezcamos alerta, especialmente este fin de semana y el siguiente. Intensifiquemos la oración a favor de nuestros hijos, nietos, sobrinos, y en general a favor de nuestros pequeños y jóvenes. En Halloween y en todo lo que representa el culto a los muertos, la actividad espiritual del Maligno se intensifica; no solo en los lugares donde se practica el satanismo y la brujería, sino en los lugares donde se celebra Halloween: Los colegios, centros comerciales, medios de comunicación, discotecas, etc. 

¿Qué pueden hacer los padres, pastores y maestros cristianos? ¿Cómo plantar cara a este reto espiritual que enfrentan nuestros hijos en estos lugares y entre sus amigos? Algunas sugerencias:
1- No ignores o subestimes el poder que el Maligno tiene para dañar en estos días. Las Escrituras nos advierten: “para que Satanás no gane ventaja alguna sobre nosotros; pues no ignoramos sus maquinaciones” (2 Cor. 2:11). También leemos 1 Pedro 5:8 y 9a: Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar; al cual resistid firmes en la fe. A esto mismo se refiere el apóstol Pablo, cuando nos manda a que tomemos “toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes”. Lee Efesios 6:10 al 20.

2- Explícaselo a tus hijos y nietos: Una vez que tú estés convencido de que esta no es una fiesta divertida e inofensiva, sino algo que les puede causar mucho daño; entonces, podrás sentarte con ellos y explicarles por qué no quieres que participen en Halloween, sino que obedezcan el mandato bíblico de Efesios 5:11: “No participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas”.  Tú y tu casa queréis servir al Señor, apartándoos y desechando las calabazas macabras, las decoraciones de calaveras y muerte, los disfraces de hermosas hadas, de diablos y brujas. ¿Amén?

3- Ora con tus hijos, invocando la protección de la sangre de Jesús sobre ellos, sobre tu casa y en su escuela, y revistiéndoos de toda la armadura de Dios. Hazlo desde ya, pero especialmente durante la semana del 31 de octubre y los días que se celebra Halloween en los colegios y en el barrio.

4- En oración y con tu testimonio, usa de autoridad espiritual y establece la Presencia de Dios y Su Reino en tu entorno. Si lo ves conveniente, ve y habla con los profesores de tus hijos para que no les hagan participar de Halloween. Algunos padres apartan ese día para que sus hijos no asistan al colegio, y a cambio les proveen de otra actividad espiritualmente segura para ellos.

4- Está preparado con trataditos y revistas para niños, para cuando acudan a tu puerta a que les des caramelos, a cambio de no echarte una maldición. Da testimonio a familiares y vecinos con naturalidad y valentía.

5- Esta es una buena ocasión para que tu iglesia esté orando alrededor de los colegios de su barrio, haciendo vigilia, ayunando, y predicando el evangelio.  "La oración eficaz del justo puede mucho, y resulta imprescindible, para proteger a nuestros niños y jóvenes en estos días malos (St. 5:16 y 17). ¿Amén?

USA CON TUS HIJOS ESTA ORACIÓN DE PROTECCIÓN:
Padre Celestial, gracias por darnos la autoridad, como padres, pastores y maestros, a favor de nuestros hijos. En fe y oración ejercemos esa autoridad, en estos días de maldad espiritual de Halloween. Señor Jesucristo, gracias por tu obra perfecta en la cruz del Calvario. Hacemos efectiva esta obra a favor de nuestros hijos e hijas. Gracias por el poder de tu sangre para proteger sus vidas y proteger nuestras casas.

Ahora, Señor, nos arrepentimos y pedimos perdón por nuestra ignorancia voluntaria sobre los temas espirituales que afectan el bienestar espiritual y emocional de nuestros hijos. Perdona nuestra apatía y falta de discernimiento espiritual. Te pedimos perdón por haber abdicado nuestra responsabilidad como, padres, educadores, y pastores, y haberla puesto en las manos de un Sistema que pervierte su integridad moral y espiritual. También pedimos perdón a favor de nuestros hijos e hijas, por su descuido espiritual y por su falta de obediencia a sus padres y a tu Palabra. Perdona su rebeldía e involucramiento en cosas del ocultismo, como Halloween. Perdónalos, sácalos de este pozo oscuro. Sánalos y llénalos con tu Espíritu.

Ahora nos vestimos de toda la armadura de Dios:  Ceñimos nuestros lomos con la verdad, nos vestimos de la coraza de la justicia, calzamos nuestros pies con el celo por la propagación del evangelio de la paz, levantamos el escudo de la fe para apagar todo dardo inflamado del Malvado, ponemos en nuestra cabeza el yelmo de la esperanza de la salvación y tomamos la espada del Espíritu, que la Palabra de Dios. Cubrimos nuestras vidas, a nuestros hijos y nuestras casas con los méritos de la sangre del Cordero que fue inmolado. ¡Allí estamos seguros y protegidos!

Intercedemos por nuestros familiares, vecinos; por los maestros de nuestros hijos, para que el temor de Dios esté sobre sus vidas; para que la luz de Dios y la salvación de Dios venga sobre ellos. Venga a nosotros tu Reino, hágase tu voluntad, así en la tierra como en el cielo. Señor, ayúdanos a ser testigos de Cristo para ellos.

Gracias, Padre, porque veremos tu gloria, veremos tu victoria. Gracias por darnos autoridad y protección. El Dios vivo y verdadero, Él ha de darnos seguridad, sanación y salvación. Para nuestros ancianos, enfermos, pequeños y para los más vulnerables. Todos ellos están cubiertos con la Sangre del Cordero. ¡Aleluya! ¡Gracias, Jesús!

Canción: Hay poder, poder, sin igual poder, en Jesús, quien murió y resucitó. Hay poder, poder, sin igual poder, en la sangre que Él vertió.

viernes, 27 de septiembre de 2019

ORA POR ISRAEL Y POR ESPAÑA DURANTE LOS 10 “DÍAS TEMIBLES”— 29/09 a 9/10 2019


AL JUDÍO PRIMERAMENTE
“No me avergüenzo del evangelio, porque es el poder de Dios para la salvación de todo aquel que lo cree, del judío primeramente.” (Apóstol Pablo, en Romanos 1:16)

ORA POR ISRAEL Y POR ESPAÑA DURANTE
LOS 10 “DÍAS TEMIBLES”— 29/09 a 9/10 2019
Imprime esta guía y ora cada día, individualmente o con el grupo de oración de tu iglesia

DOMINGO 29 septiembre– CONMEMORACIÓN AL SON DE TROMPETAS: “En el mes séptimo, al primero del mes tendréis día de reposo, una conmemoración al son de trompetas, y una santa convocación” (Lev.23:23-25 y Nm.29:1). Desde la puesta del sol de este día y hasta la puesta del sol de mañana lunes, se celebra la Fiesta de las Trompetas (Yom Teruah) y el inicio del año 5.780 del calendario civil hebreo. Pastor, te invitamos a celebrar un culto al son de trompetas y a orar con tu iglesia por los temas de esta guía. España, Israel, Europa y el mundo están inmersos en profundos cambios. Vivimos tiempos de incertidumbre y crisis de liderazgo. El toque de la trompeta (shofar) es un clamor a que Dios abra los cielos (Is.64:1) y descienda sobre la Tierra.  ¿Por qué tocamos las trompetas? 1- Para convocar a la congregación y a sus líderes, para darles instrucciones de marcha y para advertir de la presencia del enemigo. 2- Advertir y preparar al pueblo para la guerra. 3- Como parte de las celebraciones de las fiestas y de la adoración regular al Señor (Nm.10:1-10). 4- En fe y obediencia tocamos las trompetas; caen los muros y avanzamos a la conquista de la Tierra Prometida (Josué 6:20). 5- Nuestros enemigos son confundidos y Dios concede una gran victoria a su pueblo (Jueces 7:20-22). 6- Al profeta se le ordena llevar la trompeta a su boca para anunciar al pueblo el juicio por su desobediencia a Dios (Oseas 8:1-3). 7- Acontecerá también en aquel día, que se tocará con gran trompeta, y vendrán los que habían sido esparcidos en la tierra de Asiria, y los que habían sido desterrados a Egipto, y adorarán a Jehová en el monte santo, en Jerusalén”. 8- En la consumación de los tiempos, los ángeles tocan las 7 trompetas y se desatan los juicios de Dios sobre cielos, tierra y mar (Ap.8:6-9:21; 11:15-19). 9- La Segunda Venida del Mesías se anunciará con voz de arcángel y trompeta de Dios (1Tes.4:16; 1Cor.15:52). ORA Y REFLEXIONA: Que en toda congregación de España, el Remanente fiel toque la trompeta este día del mes. En oración, hazte estas preguntas (anota en un diario lo que Dios te dice en estos diez días): ¿Qué advertencia -alarma- estás recibiendo de Dios para tu vida y familia? ¿Estás obedeciendo a su voz; qué cambios debes hacer para obedecer? ¿Te está llamando Dios a ser vigía, trompeta de Dios y atalaya? ¿Qué mensaje te da y a quién debes anunciarlo? ¿Estamos tocando la trompeta con un sonido cierto (claro) en este tiempo en España? ¿Qué dice el Espíritu a su iglesia? ¿Está el pueblo preparado para la batalla? (1Cor.14:8).
https://www.youtube.com/watch?v=KslG3nOCVPQ Enlace sonido del shofar.                                            

LUNES 30 septiembre – “TOCAD TROMPETA EN SIÓN y dad alarma en mi santo monte; tiemblen todos los moradores de la tierra, porque viene el día de Yahveh, porque está cercano” (Joel 2:1-3). El toque del shofar (cuerno del carnero, moderna trompeta o corneta) encierra varios misterios. Según la tradición hebrea, al tocar los cuernos y trompetas en el Templo de Jerusalén y en toda la tierra de Israel, se cumplía con tres propósitos: El primero, era llamar al pueblo al arrepentimiento, elevar un clamor al Dios del pacto pidiendo su misericordia, y confundir las huestes de maldad y a “el acusador de los hermanos”. OREMOS hoy por el primero de los tres propósitos: Un llamado al arrepentimiento: Padre, por amor a tu nombre, levanta en este día profetas que llamen al arrepentimiento a Israel y a los que están en la diáspora; así como a Sefarad -España. Que lo hagan con un sonido claro de trompeta. Que no se avergüencen de proclamarles con valentía y amor el evangelio de salvación. Derrama un espíritu de gracia y de súplica sobre tu pueblo, para que vean al que traspasaron y lloren por su pecado contra él (Zac.12:10). En este día decimos a los huesos secos de los judíos anusim en Sefarad, los descendientes de los judíos convertidos forzosamente al catolicismo: “Despiértate, tú que duermes, y levántate de los muertos, y te alumbrará el Mesías” (Ef. 5:14; Ez. 37).

MARTES 1 octubre – “HE AQUÍ VIENEN DÍASdice el Señor, en que estableceré con la casa de Israel y la casa de Judá un nuevo pacto…” (Jer.31:31-37; Heb.8:8-12). ORAMOS hoy, Señor, para que les recuerdes de este segundo propósito al tocar el shofar: Que tú eres el Dios de pacto; que siempre serás fiel a las promesas que diste a los patriarcas Abraham, Isaac y Jacob; que no los dejarás ni abandonarás como nación. Quita esos pensamientos y calla esas voces secularistas en Israel, que piden ser igual a cualquier otra nación y rechazan su llamado a ser pueblo escogido. Muéstrales que su salvación, preservación y restauración están en descubrir su identidad en ti. Haz que la comunidad judía mesiánica en medio de Israel les provoque a celos, para que quieran volver a injertarse en sus raíces originales (Ro.11:11, 23, 24). Señor, gracias porque tú no has desechado a Israel, como no nos has desechado a nosotros, tu Iglesia gentil, a pesar de haber cometido tantas iniquidades delante de ti a lo largo de nuestra historia. Revélate en estos días a Israel como el Dios del Nuevo Pacto, a través de la sangre del Mesías (Col.1:20). Escribe tus Escrituras en su mente y corazón (Jer.31:31-34; He.8:8-12). ¡Escríbelas en mi corazón y el de mis hijos!

MIÉRCOLES 2 – “Y LOS TRESCIENTOS TOCABAN LAS TROMPETAS; y Yahveh puso la espada de cada uno contra su compañero en todo el campamentoY el ejército de los madianitas huyó” (Jue.7:15-21). La tradición rabínica cree que Satanás tiene especial predilección por acusar a Israel en el primer día del año, trayendo delante de Dios todos sus pecados y faltas (Job 1:6-12; Zac.3). ORAMOS en este día, Señor Yahveh de los ejércitos, que según tu pueblo se vuelve a ti en arrepentimiento y confía en tus promesas, sus enemigos son confundidos y huyen (Sal.121). Sea esta la hora cuando invocan al único que puede librarles del Acusador… “Ahora ha venido la salvación, el poder, y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Mesías; porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche. Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte” (Ap.12:10-11). (Reflexiona y ora Nehemías 4: Este es un buen ejemplo para nuestros días de lo que enfrentamos los creyentes: intensidad al hacer la obra de Dios; presión fuerte e incesante del enemigo; la necesidad de que mantengamos una vigilancia constante; no podemos bajar la guardia, pero tampoco dejar la obra de Dios; el trompetero siempre al lado del líder: “La obra es grande y estamos esparcidos en el muro; donde yo toque la trompeta allí acudid con presteza. No temáis, porque vuestro Dios peleará por vosotros. Pelead por vuestros hijos e hijas, por vuestras mujeres y por vuestras casas”.

JUEVES 3 – “ECHARÁ EN LO PROFUNDO DEL MAR TODOS NUESTROS PECADOS” (Miqueas 7:18-19). Los 10 días temibles son un periodo de arrepentimiento en preparación para el día Yom KippurDía del perdón, o Día de la expiación. En la tarde del día de Año Nuevo, los judíos que honran las tradiciones de Israel se concentran alrededor de ríos, lagos o mares, para realizar el ritual simbólico de “echar (o lanzar fuera) sus pecados”. ORAMOS, Señor, para que en estos días cuando tu pueblo procura ponerse a cuentas con su Dios y con su prójimo, tú les muestres que su solo arrepentimiento, oraciones, ayunos, caridades o sacrificio personal, y sus obras de justicia, son trapos de inmundicia delante de ti.  Muéstrales que en Yeshua has provisto el Cordero que quita su pecado (Is.64:6; Jn.1:29).

VIERNES 4- ¿TRES LIBROS DE CUENTAS? La tradición rabínica enseña que en los dos días del Año Nuevo, el Señor abre tres libros. En el primer libro se registra a los justos, en el segundo a los que no son ni totalmente justos ni totalmente malvados, y en el tercero se registra a los malos. A los justos se les juzga el día de Año Nuevo, y son recompensados con vida, bienestar material, protección de todo mal, y paz. El segundo libro lleva un registro de las acciones, buenas y malas, del grupo intermedio, los que no son ni totalmente justos ni malos. A estos se les concede los diez días de arrepentimiento, llamados “días temibles o terribles”. Dependiendo de la sinceridad de su arrepentimiento durante estos días, así el Señor les juzgará el Día del Perdón (Yom Kippur), que en este año cae el miércoles 9 de octubre. Su arrepentimiento determinará si reciben vida o destrucción, riquezas o pobreza, salud o enfermedad. Los malvados y los que no se arrepienten sinceramente, son registrados en el tercer libro, y solo pueden esperar condenación y muerte. Siendo que la creencia popular judía es que la mayoría de la Humanidad no es totalmente buena ni mala, estos 10 días se convierten en un momento de suma importancia en la práctica religiosa judía. Los antiguos enemigos intentan reconciliarse, se hacen caridades con los pobres, y se rezan largas confesiones de pecado durante las oraciones en las sinagogas. OREMOS: Amante Padre celestial, ten misericordia de tu pueblo escogido, como la has tenido de nosotros. No podemos jactarnos; hemos recibido luz para entender que no hay justo ni aun uno, que todos hemos pecado y estamos destituidos de la gloria de Dios. Que tu Espíritu dé convicción de esta realidad, a todos los judíos en estos días, y que la sinceridad de su confesión los lleve a un solo lugar: a la cruz del Calvario. Allí son justificados gratuitamente por tu gracia, mediante la fe en la redención que es en Jesús el Mesías. Nosotros, quienes ya hemos recibido el perdón de nuestros pecados a través de la fe en la obra perfecta de Jesús en la cruz, y cuyos nombres están escritos en el libro de la vida, debemos usar estos días para hacer una limpieza espiritual, y ponernos a cuentas con Dios y con los demás. Así estaremos preparados para el regreso del Cordero por su Novia. ¿Amén? Haz un inventario de cómo está tu vida espiritual y tu caminar en el Espíritu en estos momentos. Medita en Gálatas 5:16 al 26.

SÁBADO 5 – LAS TROMPETAS DEL JUICIO LISTAS PARA SER TOCADAS: “Y los siete ángeles que tenían las siete trompetas se dispusieron a tocarlas” (Lee Apocalipsis 8:6 hasta 9:21 y 11:15-19). OREMOS: Sabemos, Señor, que las trompetas anuncian tu salvación para Israel y los gentiles, pero también tu juicio para unos y otros. Pedimos que nos ayudes, no sólo a orar por Israel en estos días, sino a escuchar tu llamado al arrepentimiento sincero, y también a tocar tu trompeta de advertencia. Ayúdanos a anunciar sin temor ni vergüenza la Buena Nueva de salvación, al judío primeramente. Señor, en tu juicio acuérdate de tu misericordia para tu pueblo de Israel y para todos nosotros. Bendice a Jerusalén con paz (Sal. 122). Oramos para que el plan eterno de Dios para Israel, descrito por el apóstol Pablo en los capítulos 9 al 11 de la epístola a los Romanos, tenga su pleno cumplimiento en nuestros días. ¡Amén!

DOMINGO 6 – LA COMUNIDAD MESIÁNICA EN ISRAEL: “Así que, hermanos, teniendo libertad para entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesús el Mesías, por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo, esto es, de su carne, y teniendo un gran sacerdote sobre la casa de Dios, acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, purificados los corazones de mala conciencia, y lavados los cuerpos con agua pura.  Mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió” (He. 10). Lee la epístola a los Hebreos, en estos 10 días, con tres cosas en mente: 1- Ora por ti mismo, dando gracias a Dios por darte acceso directo al trono de gracia, sin que tengas que presentar ningún otro sacrificio que la sangre de Jesús el Mesías. Pídele que te ayude a no descuidar una salvación tan grande, sino más bien a seguir madurando, y a compartirla con otros. 2- Ora por la Iglesia del Mesías en Israel y entre los judíos, para que también ellos se purifiquen en estos días; que se amen y estén unidos entre sí, que sientan carga de evangelizar a su pueblo, y que provoquen a celos a Israel, como dice Romanos 11:11: “Digo, pues: ¿Han tropezado los de Israel para que cayesen? En ninguna manera; pero por su transgresión vino la salvación a los gentiles, para provocarles a celos.” 3- Ora por el pueblo de Israel, que por revelación sobrenatural del Eterno o por la lectura del Nuevo Pacto (N.T.), conozcan cuán gran salvación tienen en Yeshua Ha Mashiach.

LUNES 7 – OREMOS POR NUESTRA SEFARAD (ESPAÑA): “Shemá Sefarad”, “Shalom Sefarad”, “Sefarad Mesiánica”, “Operación Éxodo (666 03 63 87), son solo algunos de los ministerios en España que se dedican a amar y consolar a Israel, como dice Isaías 40. ORAMOS en este día, Señor, dándote gracias por estos ministerios desde España a Israel. Pedimos nuevas fuerzas para ellos, porque por muchos años han llevado una carga nada fácil de sobrellevar. Pedimos que estos ministros tuyos sean purificados, unidos y equipados para orar y trabajar por la restauración espiritual y física del pueblo y de la tierra de Israel. Continúa dándoles la revelación y guía de tu Espíritu para que nos enseñen al resto de tu Cuerpo cuál es tu plan para con tu pueblo Israel y cómo interpretar los tiempos a través de este plan. Oramos también, Señor, para que perdones a esta tierra y pueblo, Sefarad, por los pecados pasados y presentes cometidos contra tu pueblo de Israel. Perdona tanto antisemitismo, como todavía pervive en España y en Europa. ¡Oremos que el Gobierno que salga elegido el 10 de noviembre en España apoye a Israel! Oremos que, también Israel, tenga un Gobierno estable y temeroso de Dios.

MARTES  8 – HOY COMIENZA EL “DÍA DEL PERDÓN / EXPIACIÓN” – Yom Kippur: En este día se hará expiación por vosotros, y seréis limpios de todos vuestros pecados delante de Jehová. Afligiréis vuestras almas (con ayuno). El sacerdote hará la expiación por el santuario, por el tabernáculo, por el altar, por los sacerdotes y por todo el pueblo.” En Levítico 16 y 23 encontramos descrito el mandato de Dios a su pueblo sobre cómo guardar esta solemnidad. Éste es el más santo de los días para el pueblo de Israel. Es día de ayuno. Se aparta este día como santo, con el propósito de traer a la memoria el pecado colectivo de todo el año, para tratar con el mismo de manera concienzuda y para hacer expiación por él. En este día el sumo sacerdote realizaba la purificación por sus propios pecados y por los de su casa. De la misma manera, hacía confesión de todos los pecados de toda la comunidad, y a favor de ella. Y, solo en este día del año, entraba al Lugar Santísimo con la sangre de la reconciliación. El día bíblico comienza a la puesta del sol, de lo que para nosotros es el día anterior. Aunque el Día de la Expiación es el miércoles 9 de septiembre, os invitamos a que de manera voluntaria nos unamos al pueblo de Israel desde esta tarde-noche de martes 8, en un ayuno de 24 horas. Con ellos, vamos a afligir nuestra alma, confesaremos el pecado y buscaremos el perdón para nuestras propias vidas y para nuestras familias. No desaprovechemos esta oportunidad y este día tan especial, para ponernos a cuentas con el Señor y con los de nuestra propia casa. Este puede ser un gran día para celebrar un altar familiar de confesión y arrepentimiento. Abramos nuestro corazón en humildad, porque el que se humilla recibe gracia. “Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho” (St.5:16). Puedes leer Escrituras como estas: Salmos 51 y Salmos 32. Alaba al Señor porque en un día de juicio como este, cuando el pueblo se enfrenta cara a cara con el Juez de vivos y muertos, tú no estás expuesto a su ira y su fuego eterno, sino que, por el contrario, tu nombre ha sido inscrito en el libro de la vida… “No entrará en ella ninguna cosa inmunda, o que hace abominación y mentira, sino solamente los que están inscritos en el libro de la vida del Cordero” (Ap. 21:27). Es tiempo para escuchar la voz de Dios; la última de las trompetas de esta fiesta. Digámosle juntos: “Habla, Señor, que tu siervo escucha” (1 Sam.3).

MIÉRCOLES 9 octubre – YOM KIPPUR -- HOY ES EL DÍA DE SALVACIÓN: “Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados.” Oremos Isaías 53, el Cántico del Siervo Sufriente, a favor del pueblo de Israel en este su gran día. Yom, es día, y Kippur significa “cubrir”; es decir, reemplazar por, o pagar por una ofensa; pagar el rescate. Esto es, quitar la ofensa con el pago de un precio equivalente al que valía lo que le fue quitado a la parte ofendida, con el propósito de reconciliar al ofendido con el ofensor. El único precio equivalente a la comisión de un pecado era la sangre de un sacrificio; es decir, una vida entregada a la muerte, como lo dice Romanos 6:23: “la paga del pecado es la muerte”. La muerte de Yeshua en la cruz del Calvario fue la sustitución provista por Dios para el perdón de nuestros pecados y la reconciliación con nuestro Dios. Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él” (2 Corintios 5:21). ORAMOS: Padre, que en este día tan especial para tu pueblo, se cumpla tu propósito original: Que a través de su arrepentimiento y fe en el sacrificio de expiación de Jesús el Mesías, entre en el reposo y el favor de su Dios. Envíales la revelación de tu Santo Consolador; también predicadores de la Buena Nueva de salvación. Oramos que hoy se cumpla esta Escritura: “otra vez determina un día: Hoy, diciendo: Si oyereis hoy su voz, no endurezcáis vuestros corazones” (He.4:7). Nos unimos con tu pueblo, Señor, en recibir el regocijo de tu perdón, la seguridad de tu favor, y nuevas fuerzas para obedecer tus mandamientos. Mientras esperamos el toque del “último shofar”, o la “trompeta final”: “En un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados” (1 Corintios 15:52). Querido hermano, este es un buen día para que hagas confesión por los pecados de tu país; humíllate y haz confesión a favor (Daniel 9). ¿Amén?

FIESTA DE LOS TABERNÁCULOS 2019 – domingo 13 a domingo 20 octubre: Lee y medita en estas Escrituras: Lev.23:33-43; Neh.8:14-17; Dt.16:16-17. Por ocho días los israelitas viven en cabañas o bajo enramadas, para recordar la vida sencilla y vulnerable y el cuidado de Dios en su peregrinaje por el desierto a lo largo de 40 años, y antes de entrar a disfrutar la tierra de la que fluye leche y miel. Hay creyentes evangélicos que celebran Tabernáculos en Israel, o en sus casas y congregaciones. Los israelitas, pueblo agricultor en la antigüedad, celebraba en la fiesta de los Tabernáculos las bondades de Dios al final de la cosecha. No nos presentemos al Señor con las manos vacías; ofrezcámosle lo mejor que tenemos, en dones, recursos, tiempo y disposición a servirle. Recordemos que el final de la cosecha augura la cosecha final de las naciones gentiles que, unidas a Israel, participarán del regocijo y de las bendiciones del Reino celestial. En aquel tiempo, todos los creyentes celebrarán fiesta a Yahveh (Zac.14:16-19). Pidamos por una gran cosecha espiritual y que la plenitud de los gentiles entre al Reino de los Cielos para que esto dé paso a la gran salvación de Israel (Ro.11:25). Alabemos a Dios y regocijémonos porque “el verbo se hizo carne y ‘tabernaculizó’ entre nosotros. Y vimos su gloria, como del Unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad” (Jn.1:14). Abramos nuestros corazones de par en par al maravilloso Espíritu de Consolación, porque somos su tabernáculo (1Cor.6:12-20). Preparémonos, porque la Nueva Jerusalén, como Tabernáculo de Dios, está por descender, y solo los santos morarán con ella (Lee Ap.21).

            Las fiestas de la primavera (Pascua, Primicias, Panes sin Levadura y Pentecostés), fueron cumplidas con la primera Venida del Mesías, como el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. Las fiestas de otoño (Trompetas, Día del Perdón y Tabernáculos) se cumplirán con la segunda Venida del Mesías en victoria, como León de la tribu de Judá, dispuesto para reinar, y como Rey de las naciones. Terminamos estos Diez días temibles con alabanzas, regocijo y victoria. ¡Aleluya! ¡Bendito el que viene en nombre del Señor! ¡Hosana en las Alturas! (Ap. 22).